5 Formas de garantizar tu seguridad financiera al jubilarte

Aprende sobre seguros de vida

Viajes | Enero 29, 2018

La esperanza de vida ha aumentado, y eso incluye a Ecuador. Los ecuatorianos viven un promedio de 77,4 años, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Esto implica un aumento de 5 años en la esperanza de vida, entre los años 2000 y 2015, el más rápido desde la década de los 60. Aunque estas son buenas noticias, también implica pensar en los retos que enfrentan y enfrentarán los adultos mayores en el país y la región. Y eso te incluye a ti dentro de 20 o 30 años. El investigador en economía laboral de la Universidad del Rosario en Bogotá, Colombia, Juan Carlos Guataquí, dijo en una entrevista de la BBC: “Con el envejecimiento, habrá menos trabajadores para financiar los sistemas de pensiones de los actuales jubilados. El costo al fisco podrá aumentar sustancialmente, con un impacto negativo en el resto de la actividad económica”. Según la misma nota, la tendencia es mayor en países desarrollados, pero con el aumento de la esperanza de vida de la población, el “tsunami plateado” impactará cada vez más a Latinoamérica. ¿De qué manera te preparás para esta tendencia que poco a poco se abre paso en la región? A continuación hay 5 formas de garantizar tu seguridad financiera al jubilarte:

1. NO TE LIMITES A TU PLAN DE PENSIONES

La política es un mundo cambiante, por lo que poner todas tus esperanzas en tu plan de pensiones actual “para evitar riesgos” es lo más riesgoso que puedes hacer. El informe “Panorama de las Pensiones: América Latina y el Caribe”, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco Mundial, afirma que “una gran parte de los ancianos en América Latina y el Caribe tendrá que recurrir a otras fuentes de ingreso diferentes a las pensiones contributivas, incluyendo el ingreso laboral, transferencias informales, sustento de los hogares y familias” para poder vivir. Esta tendencia se acentuará con el paso de los años. El mismo documento señala que para 2050, entre 63 y 83 millones de personas podrían no recibir una pensión adecuada en ausencia de reformas y de esfuerzos por aumentar el empleo en el sector formal, incluyendo el acceso a educación de calidad. No dejes todos tus recursos en una misma canasta. Es conveniente, ahora que aún tienes tiempo, explorar alternativas que te permitan aumentar y administrar mejor los recursos de los que dispondrás en tu vejez.

2. MANTÉNTE INFORMADO DE LO RELACIONADO CON TU PENSIÓN

Sí, quizá aún no la necesites y tampoco puedas disponer de ese dinero, pero eso no significa que debas esperar a que estés a punto de jubilarte para conocer a profundidad todo lo relacionado con tu pensión: monto acumulado, cambios en los planes contratados, incluso reformas a la ley que podrían afectar tu pensión tanto en la actualidad como en el futuro. Por esa razón, no olvides mantenerte en comunicación con la empresa que has decidido convertir en tu aliada, para informarte continuamente de cualquier cambio y actuar conforme a ellos -sin que sea demasiado tarde.

3.DISCIPLINA Y AHORRO

La disciplina no se “tiene”, sino que se crea. Es curioso lo fácil que se hace invertir el dinero en cuestiones menos prioritarias, y cuando ya no queda nada decir “no tengo dinero para ahorrar”. ¿Es ese tu caso? Si es así, tu momento de dar un giro dramático a tu situación financiera tanto actual como futura es hoy. Puedes comenzar con un porcentaje pequeño de tus ingresos, pero la clave es la constancia. Ahora que tienes la(s) fuente(s) de ingresos y la energía necesaria para trabajar es tu momento de construir tu futuro. En unos años puede ser demasiado tarde.

4.NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

Si perteneces al grupo que desea ir más allá y has pensado en una cuenta de ahorro a plazos u otras alternativas de inversión, ¡bien por ti! Las inversiones bien hechas te abren posibilidades que difícilmente tendrías si solo escondieras tu dinero en un cajón, pero cuidado. No todo lo que brilla es oro. Antes de decidirte por una u otra opción, evalúa bien cada una de ellas, el riesgo que asumes y si serías capaz de hacerle frente a potenciales pérdidas. Muchas veces se hace necesario contar con la ayuda de especialistas para tomar las mejores decisiones, sin importar el entusiasmo que te muestre el vendedor.

5.NO ERES “DEMASIADO JOVEN” PARA PENSAR EN UN SEGURO DE VIDA

Pueda que aún seas joven y no hayas presentado problemas de salud que requieren tratamiento permanente. Aunque no sea agradable pensar en ello, ese momento puede llegar de manera gradual -comienzas con un padecimiento- o súbita -una incapacidad prolongada a raíz de un accidente. Por eso, la contratación de un seguro de vida es cada vez más urgente. Lo mismo sucede con un seguro médico/hospitalario. Si en un momento necesitas asistencia en exámenes médicos y medicinas, lamentarás no tener a tu disposición un seguro que te respalde. Pero si das el paso hoy, tanto tú como tu familia percibirán el beneficio de no incurrir con todos esos gastos en su totalidad. Si todo esto te ha convencido de la importancia de planear con antelación tu jubilación, y además te interesa un seguro de vida para complementar tu plan, puedes considerar el plan de jubilación con seguro de vida que te ofrece Equivida.
Gracias a este plan, podrás disfrutar de un fondo de acumulación para una vejez digna, más tu seguro de vida (con un monto desde $20,000). Además, con coberturas opcionales (como protección contra accidentes o enfermedades graves) podrás brindar una mayor protección a tu familia. Contáctanos hoy mismo para obtener más información. Estamos para atenderte.
fivestart
Para comentar debes iniciar sesión o si no eres usuario debes regístrarte:

5 Formas de garantizar tu seguridad financiera al jubilarte